¿un meteorito cruzó la atmosfera sin impactarla?

El pasado viernes, una bola de fuego muy brillante cruzaba el cielo de Texas, de este a oeste.
Una cámara de meteoritos de la NASA situada en Mayhilla, Nuevo México, ha conseguido grabar este fenómeno a unos 500 kilómetros hacia el oeste, algo “muy inusual” según ha explicado la empresa.

Gracias a un estudo los astrónomos, han llegado a la conclusión de que el fogonazo podría ser un meteorito, que se encuentra situado entre las órbitas de Marte y Júpiter, y no se le relaciona con Gemínidas, la lluvia que tendrá lugar el jueves 13 de diciembre.

Al principio se especulaba con que lo que se divisó en el cielo de Texas, podría ser el reingreso del satélite de comunicaciones ruso Kosmos 2251, el cual fue destruido en un choque contra el satélite Iridium en febrero de 2009 que provocó una gran cantidad de basura espacial. Pero la NASA asegura que esto podría ser incierto.

Existen algunos restos del meteorito al norte de Houston, en Texas. Los científicos han comenzado a realizar estudios para estudiar la zona del impacto más profundamente. Si se confirma que estas piezas proceden de este fenómeno, esta caída de meteorito sería la número trece registrada en ese estado desde 1909 y la primera desde ASh Creek, que cayó en 2009.

Anuncios